Los creditos que te sacan de un apuro

milcreditosrapidos

Tal y como  están los tiempos, la mayoría de los españoles nos lo pensamos dos veces antes de tener un hijo. Si es el primero parece que nos lanzamos sin mirar tanto, pero como ya tengas algún retoño la cosa se complica y le das mil vueltas a la situación. No es el momento porque económicamente no estamos sobrados, quizás el año que viene a ver si la cosa mejora, sobre todo te lo piensas mucho más si en la actualidad trabajáis los dos fuera de casa. Lo que conlleva tener un bebé y poder conciliar la vida laboral con la familiar es un rollo, ya tienes que depender de una tercera persona que suele ser la abuela,( ella encantada por cierto) para que te eche una mano tanto con el cuidado del bebé, como cuando se tiene que quedar con él para que te incorpores a la vida laboral.

Si afortunadamente tenemos cubiertos estos huecos, y nos lanzamos a la aventura de ser padres, queda saber de dónde vamos a sacar el dinero para cubrir los gastos de la llegada de nuestro primer hijo. Siempre puedes contar con la familia, pero es un poco violento pedir dinero a familiares que quizás estén pasando un momento económico delicado, por lo que la mejor opción es solicitar prestamos con asnef fácil y rápido, solicitas la cantidad que necesitas y lo devuelves cómodamente mes a mes, la solución a todos los problemas.

Ahora sí, buscamos cochecito, cuna, silla para el coche, hamaca, y doscientas cosas más que necesita un bebé. La ropita de los bebés está por las nubes, con el poco uso que se le da, ya podría ser más barata, lo de los cochecitos ya es otro mundo. Si bien el niño debe de ir cómodo y seguro algunos carritos parecen sacados de películas del futuro, con botones y accesorios que no sabes ni para lo que sirven, pero que si están hay alguna función tendrán.

Hay algunas cunas que por el tamaño parece que son de matrimonio, y claro no te lo piensas, aquí va a dormir más cómodo más amplio, así tiene donde moverse…compras lo mejor, lo más grande y todo lo que ves aunque nunca le des uso. Que no haríamos por los pequeños, los que tantas alegrías y disgustos nos van a dar, y el sueño que nos van a quitar.